Páginas

opuesto al mito urbano

opuesto al mito urbano

lunes, 7 de agosto de 2017

Hace falta música

La dureza del alma
se mide con el miedo,
y es la vida, hermano mío
el más duro de los juegos.

Una bala se abre paso
debajo del cielo
donde los hombres como yo
lloramos en silencio.

Hace falta música
para tantos sentimientos,
hace falta una chispa de amor
para iniciar un gran incendio.

Todos arderemos en él
si nos acercamos a su fuego,
y nadie temblará de frío
en esta larga noche de invierno.

Hay un golpe en la lejanía
que atraviesa mis versos,
es el llanto de una madre
que se aloja en mis adentros.

Es una bala pérdida,
el más ferviente de los consejos,
es la sangre del mundo
en las agujas delgadas del tiempo.

Hace falta música
para tanto sentimiento,
o tal vez un abrazo grande, hermano,
para no sentir jamás el miedo.

Y todos seremos uno
como uno será el sentimiento,
y tendremos en el pecho, al fin,
el corazón de todos latiendo.

¿Cuantas personas sin nombre
bajo este oscuro aguacero
buscan una respuesta cualquiera
ante tanto dolor y desprecio?

Nadie dijo que el amor
era del todo perfecto,
pero basta que se manifieste
para poder, al fin, comprenderlo. 

Hace falta música
para tanto sentimiento,
o una palabra redonda, a lo mejor,
que infunda la esperanza con su aliento.

Y acercarnos a esa palabra
para que todos estemos contentos,
porque es el lenguaje del amor
el pan que hace falta para nuestro sustento...



















No hay comentarios:

Publicar un comentario